MIGUEL BECERRA GUZMÁN: “el arte es un negocio apasionante y muy serio”

Miguel Becerra Guzmán es el nombre de quien lidera una de las galerías del mismo nombre ubicada en el Centro de Arte Los Galpones de Caracas.

Miguel Becerra, al igual que muchos galeristas, es más que un apasionado por el arte que vive de su pasión. Para ejercer este oficio en profundidad ha tenido que desarrollar su olfato.

Miguel Becerra Guzmán.

“Uno termina siendo psicólogo, pariente, amigo, consejero, porque te involucras. El artista es un ser especial, tocado por la divinidad. De la mano creadora van saliendo maravillas con las cuales se van llenando nuestras salas. Eso es lo importante”, subraya.

Como un cazatalentos que afina cada día el instinto, Becerra Guzmán busca en los artistas que tengan estructura.

“No necesariamente que tengan estudios, pero sí necesito apreciar las ganas que imprimen a su trabajo, la continuidad, la perseverancia…es ahí donde me arriesgo y le dedico el tiempo para promocionarlo”.

Destaca que, en el caso de Venezuela, “es una tierra de gracia que le ha dado al mundo una gran cantidad de artistas y personalidades como Sofía Ímber. En el caso de los galeristas, somos seres independientes e individuales. Cada galerista tiene un perfil muy bien definido. Hay tantos artistas como caprichos a cubrir. No nos peleamos a los artistas, ellos van llegando y tú te vas identificando con ellos. Nuestro país es una mina de talentos”.

Negocio serio

Miguel Becerra Guzmán es un galerista incansable. “Tal como los artistas yo no paro”. Resalta que, aunque “este mundo suena muy glamoroso, requiere de mucha dedicación; si no tienes la pasión por el arte, difícilmente te va a ir bien, porque el arte es un negocio, y es un negocio muy serio que tienes que luchar, pulir y perfilar. No te puedes equivocar porque estás trabajando con tu honorabilidad, la tuya y la del artista”.

En esa misma línea, resalta que vale la pena invertir en arte “porque es un bien en constante crecimiento. En mi caso, me gusta cubrir caprichos y hay mucha gente caprichosa. Esto es un negocio internacional que se renueva constantemente”.